jueves, 29 de diciembre de 2011

La armada israelí sustituirá en secreto uno de sus tres submarinos para su modernización.

La marina israelí pronto sustituirá a uno de sus submarinos  operativos que había sido enviado en secreto para su modernización, como parte de los esfuerzos a largo plazo para fortalecer las capacidades estratégicas del país. La modernización de los submarinos de la  clase Dolphin, uno de los tres que Israel emplea en la actualidad, incluye una revisión estructural muy amplia,( según información publicada por el Jerusalem Post ) .
Israel ha invertido unos 27 millones de dólares  para llevar a cabo el proyecto. Los trabajos de modernización se iniciaron hace dos años y se llevó a cabo en absoluto secreto en un astillero cercano a  Haifa. La razón de tanto secretismo es debido al  temor de que la ausencia de dichos buques  no podría  provocar el efecto disuasorio deseado, alentando a los enemigos de Israel a posibles  acciones bélicas, que no serían viables con la presencia de estos buques en zonas estratégicas.
 "Todo buque que entra en dique seco viene  despues con grandes mejoras de sus capacidades ... Hay un número selecto de países en todo el mundo que tienen la capacidad para realizar esta tarea de forma independiente ", dijo el coronel Eli Shouach, comandante de la yarda. El oficial a cargo del proyecto, dijo que la actualización se incluye una revisión completa de los motores del buque, la tubería y el sonar, mientras que algunas grietas en el casco eran soldados.
El funcionario no dijo cuándo el submarino, en servicio desde 1999, se reanudarán las actividades, pero dijo que las medidas se extenderá la vida útil de la embarcación durante más de 18 años.
La revelación de esta información llegó en medio de la ceremonia de clausura de la clase de la centésima parte de submarinistas Marina, un curso que entrena a los oficiales de submarinos podría asumir puestos de mando de la flotilla de submarinos 7 ª.
Puerto de Haifa
Todos los submarinos clase Dolphin fueron construidos en los astilleros de Kiel, Alemania, y recibieron subsidios del gobierno en ese país para su construcción. Se cree que estas embarcaciones tienen la capacidad de lanzar misiles crucero armados con cabezas nucleares. Otros dos submarinos todavía se están construyendo y serán entregadas a Israel en los próximos años.
Mientras que Israel mantiene una política conocida como "ambigüedad nuclear", en la que el Estado de Israel no es el primero ni el último en introducir armas nucleares en el Oriente Medio, los submarinos de disuasión son instrumentos que ofrecen gran capacidad de contraataque.

La República Bolivariana confirma su intención de adquirir nuevos submarinos

 


La Armada de Venezuela va a fortalecer su fuerza submarina, con la reincorporación de unidades que se están repotenciando y otras que está contemplado adquirir, según anunció su comandante general, almirante Diego Molero Bellandia. Sus declaraciones se dieron, durante la ceremonia de entrega del patrullero oceánico Yecuana, en Cádiz,( España )


SubmarinoSabalo(S-31)_ArmadaVenezuela
Submarino Sábalo (S-31)
En cuanto a la reincorporación de unidades, el almirante Molero Bellandia se refirió al Caribe (S-32), uno de las dos submarinos tipo U209A-1300 / clase Sábalo que posee la Armada venezolana, el cual está siendo sometido a trabajos de revisión mayor de casco y modernización, en las instalaciones de la empresa estatal venezolana Diques y Astilleros Nacionales C.A. (Dianca), en Puerto Cabello, con la asistencia técnica del fabricante ThyssenKrupp Marine Systems (antigua HDW) y otras empresas especializadas internacionales.
Respecto a las nuevas adquisiciones, Molero Bellandia no dio detalles; sin embargo, cabe recordar, que hasta hace poco más de dos años, Venezuela estaba negociando en Rusia, la compra de tres Project 636 / clase Varshavyanka (Código Otan: Improved Kilo).
En octubre de 2011, el presidente venezolano Hugo Chávez anunció nuevas compras de armamento ruso, en base a un crédito por 4 mil millones de dólares concedido por Moscú. Por ello se estima que estén a punto de reiniciarse las conversaciones, en torno a los Improved Kilo o a los submarinos de última generación del tipo Project 677E/clase Amur 1650, que eran, realmente, a los que pretendía la Armada venezolana cuando se iniciaron las negociaciones hace seis años.
En 2005, la Armada presentó públicamente un proyecto para la adquisición, en un plazo de quince años, de nueve submarinos convencionales (propulsión diesel-eléctrica) de cuarta generación, equipados con el sistema AIP (Air Independent Propulsion) y capacidad para disparar misiles tácticos en inmersión.
Inicialmente, la Armada consideró, entre otros modelos, el alemán U214, el ruso Amour 1650 y el, para entonces, franco-español Scorpene. Sin embargo, por la presión de EE.UU sobre sus socios de la O.T.AN  la oferta se redujo a modelos rusos y chinos, estos últimos descartados por no satisfacer los requisitos tecnológicos exigidos ( no poseer A.I.P y falta de capacidad para  el lanzamiento de misiles tácticos en inmersión)
En la actualidad, la Armada venezolana cuenta con un único submarino operativo, el Sábalo (S-31), que fue reincorporado a la flota en el mes de enero pasado, tras completar su proceso de revisión quinquenal y de modernización en Dianca.

El Ejército de Bolivia adquiere seis helicópteros H425 de fabricación china.

 

H425_Avic
Helicoptero chino H425

 El Gobierno de Bolivia suscribió un contrato con China para el suministro de seis helicópteros H425, a fin de dotar a la Aviación del Ejército boliviano. La compra se hará con cargo a un crédito por 300 millones de dólares, concedido por Beijing a La Paz, en el marco de un convenio de cooperación binacional.
El comandante general del Ejército de Bolivia, general de fuerza Antonio Cueto Calderón, recalcó que con los seis helicópteros se va a crear la Caballería Aérea.
Por su parte, el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, precisó que los helicópteros fortalecerán la capacidad de respuesta inmediata del Ejército en atención de emergencia, apoyo a Defensa Civil en las tareas de búsqueda, salvamento, rescate, evacuación y desplazamiento para la ayuda humanitaria, transporte de personal de apoyo y de operaciones militares.
El H425 es la última variante del helicóptero Z-9, que, a su vez, es la versión china del Eurocopter AS 365N Dauphin II, fabricada bajo licencia por AVIC Hafei Aviation Industry Co. Ltd (HAI).
Se trata de un helicóptero mediano, impulsado por dos turbinas Turbomeca Arriel 2C que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 280 km. Tiene capacidad para transportar hasta 12 personas o 4 toneladas de carga. Su rango máximo son 800 km.
Cabe señalar, que inicialmente se había especulado que el Ejército adquiriría el modelo chino Z-11, el cual, supuestamente, está inspirado en el Eurocopter AS 350B Squirrel.

Nota:
La Aviación del Ejército de Bolivia, no disponía en la actualidad de unidades de ala rotatoria.